Castronuño, un municipio histórico.

Cualquier galdarro que se precie, debería conocer los orígenes de su pueblo y así saber de dónde viene lo que ahora conservamos. Ahí va una de historia.

Los primeros legajos que constan sobre Castronuño provienen de la Primera Crónica General. En este libro, que se escribe a petición de Alfonso X, “el Sabio” y, también con su colaboración, se relata la historia de España hasta el reinado de Fernando III de Castilla. En ellos se cuenta que, en 1072, Sancho II de Castilla, el Fuerte, está cercando a su hermana doña Urraca, dueña de Zamora.

Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como el Cid Campeador (en estos momentos alférez de Don Sancho II) pasa la noche en Castronuño, tras el sitio de Zamora. En estos momentos, nuestra localidad recibe el nombre de Castro Benavente, aunque se ignora el motivo de dicha denominación. No obstante, gracias a este apelativo descubrimos que ya existía el castillo en este siglo.

¿Por qué se cambió el nombre a la villa? Para saberlo debemos remontarnos a la siguiente centuria.

En el S-XII Castronuño recibe su topónimo actual y es cuando inicia su época de máximo esplendor. La villa era señorío del Conde Nuño Pérez de Lara. Dado que en esta época, la fortaleza de La Muela ya estaba construida; el castillo más el nombre del conde nos trae la denominación actual.

Durante este siglo, monarcas y nobles hacen inmensas donaciones a órdenes religiosas para así repoblar territorios conquistados a los musulmanes. En 1157, Alfonso VII, con la aprobación del conde Nuño, dona la villa de Castronuño a la Orden Militar del Hospital de San Juan de Jerusalén. Esta orden también es conocida como Caballeros hospitalarios u Orden de Malta, entre otros muchos apelativos.sanjuanistas

La orden surge en 1084, cuando un grupo de comerciantes italianos deciden fundar en Jerusalén una iglesia y un hospital para peregrinos dedicado a San Juan Bautista. Años más tarde, tras la primera cruzada adquieren, también una función militar y comienzan a luchar contra los musulmanes.

El principio básico de la Orden de San Juan era la hospitalidad por lo que acogían a pobres y peregrinos. Por esta razón, todo núcleo sanjuanista tenía hospital, casa de la encomienda, iglesia parroquial y dependencias económicas como bodega, molino…

mapa antiguo castronuño

Mapa antiguo de Castronuño.

Estos caballeros se van instalando al sur del río Duero y la zona se va estructurando política y económicamente.

Durante este mismo año, Alfonso VII muere y, en su testamento, queda reflejada la división de Castilla y León, quedando el castillo de Castronuño como baluarte defensivo de la frontera leonesa.

En la segunda mitad del S-XII, la Encomienda de la Orden militar queda establecida en Castronuño, de manera que se celebran aquí importantes reuniones, como los Primeros Capítulos Generales de la Orden.

En el S-XIII Castronuño tenía numerosas edificaciones, en parte gracias a la labor sanjuanista: la iglesia-fortaleza Santa María del Castillo, un humilladero de la Vera Cruz, dos hospitales (el de mujeres y hombres), seis ermitas (dedicadas a San Andrés, San Sebastián, San Lázaro, San Ildefonso, San Gregorio y San Marcos), la Casa de la Encomienda y la ermita de San Juan de los Caballeros que es la actual iglesia parroquial.

 

 

Así van pasando siglos de bonanza hasta que, en el S-XV, surge el conflicto sucesorio entre Juana e Isabel. En esta disputa, Castronuño apoya a Juana, “la Beltraneja”, de modo que nuestro municipio participa activamente en la guerra.

Debido a las características geográficas de las laderas de La Muela, la plaza es difícil de tomar y jamás es conquistada, pues el Alcaide Pedro de Avendaño la vende a cambio de siete mil florines aragoneses y la posibilidad de huir a Portugal junto con su familia y sus posesiones. Estos últimos hechos se rememoran el segundo domingo de agosto en forma de representación teatral por parte de los vecinos de Castronuño.

Alcaide Pedro de Avendaño en la batalla.

 

 

Author: Castronuño

Compartir este Post en

2 Comentarios

    • Estas son algunas:
      Enciclopedia del Románico en Castilla y León de la Fundación Santa María La Real. (2002)
      El buen prior Rodríguez Valbuena y la Iglesia funeraria de San Juan Bautista en Castronuño de 2006. (Valladolid de Javier Castán Lanaspa)

      Publicar una respuesta

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *