HISTORIA DE CASTRONUÑO, EL PALILLO

 

LOS PRIMEROS POBLADORES

 

Los primeros pobladores

Los Orígenes del poblamiento se remontan al Paleolítico inferior, (que comenzó hace unos 2,5 millones de años y duró entre 125.000 y 127.000 años). De esta etapa datan las primeras herramientas creadas por los homínidos, por cierto, la etapa más rica en homínidos, en ella se concentra toda la evolución del hombre.

Pero podemos hablar de una ocupación de cierta entidad en Castronuño a partir de la edad de los metales, que es el período que siguió a la edad de piedra y durante el cual el hombre empezó a trabajar objetos de metal.

No hay restos de la época romana en el término, pero en cambio hay restos de presencia visigoda que dan paso a la Edad Media, origen de la población actual.

La Edad Media se sitúa entre los siglos V y XV. Los visigodos se asentaron sobre todo en la zona de la meseta norte, especialmente en el centro de la cuenca del Duero.

Hay constancia de yacimientos de la Edad del Bronce en Las Alamedas, La Cerca-Cubillas, Fuenteseca y Mucientes-San Lázaro, de los que por lo menos el primero y el último, a juzgar por las cerámicas que proporcionan, corresponden a la órbita de Cogotas I.

Las Cogotas es el nombre que recibe el yacimiento arqueológico situado en el término municipal de Cardeñosa en la provincia de Ávila. La investigación de Las Cogotas ha permitido conocer mejor los modos de vida peninsulares previos a la invasión romana.

Existió un asentamiento prehistórico en Mucientes-San Lázaro. De este asentamiento excavado en 2012 se documentaron fondos de cabaña y hoyos de almacenamiento, así como un interesante conjunto cerámico del bronce final.

Arqueológicamente la villa es documentada por Tomás Mañanes en “Arqueología Vallisoletana”, tomo I .73, (Castronuño), pero donde se documenta en firme la población es como castro romano defensivo del Duero.

Tal vez el origen del baile “El Palillo” pudiera venir por esa vía, pudiera tener un origen romano.

 

Hipótesis sobre el origen del palillo

Aunque hoy en día “El Palillo” no es una danza con una coreografía concreta cabe pensar que en su día si lo fue, teniendo en cuenta la cantidad de bailes regionales tradicionales que hay en España basados en el movimiento de palos o palillos.

Dentro de la antropología y el folclore de los pueblos de nuestro país siempre ha despertado interés el tema de las danzas con palos o palillos.

La existencia de este tipo de baile ritual se distribuye por un amplio espectro de países, siendo Europa el continente en el que está más arraigada la tradición.

Este tipo de danzas se relacionan con ritos paganos aunque la procedencia no está clara. Según H. Schneider este tipo de danzas tiene un origen guerrero, derivado de las danzas con espadas, de origen megalítico y significado medicinal y curativo.

 

 

Danza egipcia con palillos, imagen de la tumba de Anta (Egipto)

 

Aunque se impone más la idea de atribuir el origen de los bailes con palos al hecho de considerar que tenían cualidades propiciatorias para la fertilidad, emparentándolas de este modo con ritos agrarios ancestrales.

En este sentido resulta acertada la idea de Josep Crivillé en la que recuerda que los palos o pequeños bastones, fueron los primeros instrumentos del hombre para realizar sus tareas de agricultura. Es un hecho indiscutible la creencia de considerar la danza como elemento que favorece la germinación de las cosechas. En muchos de estos bailes los danzantes se inclinan hacia la tierra y clavan su palo en ella, recordando la siembra por medio de un bastón.

“Palilias” (antigua porra) era una fiesta que celebraban con hogueras los pastores. Cada 21 de abril al anochecer se celebraba la fiesta por la lustración de las casas y de los establos. Se empleaba para ello una mezcla amasada compuesta por cenizas de cañas de habas y terneros nacidos muertos obtenidas en la fiesta de la Fordicidia, y la sangre del caballo de octubre (october equs). Así se purificaban labradores y pastores, que ofrecían víctimas propiciatorias a fin de obtener fecundidad para sus campos y ganado

 

 

 

Mosaico romano representando una danza con palillos

 

 

En un bajo relieve de la tumba de Anta (Egipto), aparecen escenas de danzas con palillos. Las tropas libias al servicio de Egipto los usaban para sus tambores. Y también se han usado los palillos en danzas de las más antiguas tribus de la península, en India, en China… y con variantes en todo el mundo.

En Castronuño “El Palillo” es el tema musical que simboliza la fiesta y que los galdarros consideran desde tiempo inmemorial icono representativo de sus fiestas y tradiciones.

En todas las fiestas en las que la música forma parte de la celebración, y eso en Castronuño se puede decir que es en todas, “El Palillo” es la melodía que más suena.

Aunque no es una música asociada a unos movimientos concretos, parece ser que en un momento de la historia de Castronuño sí lo fue, teniendo en cuenta, como ya se ha mencionado, la cantidad de bailes tradicionales basados en el movimiento de palos y palillos.

 

 

Rito del paloteo en el templete de la Plaza Mayor de Simancas

 

 

 

Mar Villarroel

15 de agosto de 2021

Author: Castronuño

Compartir este Post en

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *